YLANG YLANG

La flor de Ylang-Ylang también conocida como “flor de flores” proviene de un árbol originario de Madagascar y sus pétalos aún se utilizan para cubrir la cama de los recién casados. Pues el aroma dulce, exótico y sensual similar al jazmín y neroli de su aceite esencial es de los más afrodisiacos que en el mundo. Sin embargo, ha sido utilizado desde la antigüedad por muchos otros de sus beneficios además de este, por ejemplo, macerando la flor y creando una crema con aceite de coco para proteger la piel y el cabello del sol. Esto se debe a que su aceite esencial funciona para todo tipo de pieles. Regula los lípidos de la piel, la tonifica, tiene un efecto antiarrugas, anti-manchas y previene las estrías. Incluso, es antiinflamatorio y estimula el crecimiento de nuevas células. En el cabello favorece su crecimiento y da brillo al cabello apagado y marchito. Además de esto también funciona como tónico para las uñas y sus propiedades aromáticas relajantes y estimulantes hacen de este un aceite esencial para tratar la depresión, ansiedad e insomnio.




10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo